Cosméticos y bacterias
BELLEZA

¿Sabías que estos productos cosméticos son auténticos nidos de bacterias?

Científicos ingleses han determinado que las bacterias y los hongos acechan a casi todos los productos de belleza, pudiendo llegar a ser peligrosos en ciertos casos.

Honestamente: la mayoría de nuestros cosméticos viven en una bolsa. Así nos encontramos maquillaje, sombra de ojos, lápiz labial, rímel, esponja, cepillo, todo junto. La fecha de caducidad apenas se tiene en cuenta, y los aparatos de belleza no se limpian regularmente, lo cual puede tener consecuencias fatales, como descubrieron los investigadores de la Universidad de Aston en Birmingham en un estudio reciente.

El resultado fue que hasta el 90 por ciento de los 467 productos cosméticos examinados en baños domésticos estaban infectados con bacterias y hongos, incluidos patógenos como estafilococos, Citrobacter (causante de infecciones) y E. coli (pueden causar diarrea y fiebre).

¡Las esponjas de maquillaje son el paraíso de las bacterias!

Las esponjas de maquillaje, tan populares en los últimos años, han demostrado ser especialmente desagradables. No solo se encontró una densidad bacteriana extremadamente alta en ellos, sino también un nivel particularmente alto de hongos.

Dado que las esponjas se usan principalmente junto con el maquillaje líquido, en principio nunca se secan correctamente y, al mismo tiempo, a menudo se almacenan demasiado calientes, con lo que los patógenos se sienten extremadamente cómodos en ellas.

Si tenemos en cuenta que las pasamos sobre la cara varias veces a la semana y, por lo tanto, se acercan a los ojos y las membranas mucosas sensibles, existe un alto riesgo de que se propaguen gérmenes peligrosos a la piel.

Casi nadie presta atención a la fecha de vencimiento

Además, a los participantes en el estudio también se les preguntó si tiraban sus cosméticos después de haber superado su fecha de caducidad y si los cepillos, esponjas, etc. se limpiaban regularmente. El 97,9% dijo que continuó usando maquillaje caducado, el 93% dijo que nunca se había planteado limpiar sus pinceles y esponjas.

El 67% de los encuestados continuaron usando sus instrumentos de belleza incluso después de haberse caído al suelo. Para los científicos, esto es un síntoma de que existe una gran necesidad de que la gente se ponga al día cuando se trata de proporcionar información sobre cómo usar cosméticos.

Llevar una limpieza adecuada es bastante fácil.

De hecho, los cepillos en polvo y las esponjas se pueden limpiar fácilmente con una cucharada de champú suave para bebés, masajeándolas suavemente y luego enjuagando. Un factor muy importante es dejarlas secar bien. Este procedimiento debe hacerse al menos una vez a la semana.

Los gérmenes, hongos y bacterias en los instrumentos de belleza también se pueden eliminar de una forma efectiva sumergiendo los productos en agua y luego poniéndolos en el microondas durante un minuto a 900 vatios. Aquí, también, el secado posterior es fundamental. Por último, pero no menos importante, los productos con una fecha de vencimiento inferior a la actual deben desecharse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *