Casa familiar
LIFESTYLE

12 razones por las que es maravilloso seguir viviendo con tus padres.

Si tenemos en cuenta la época que nos ha tocado vivir, la frase «los 30 son los nuevos 20» resumen muy bien la realidad.  La falta de oportunidades y las malas perspectivas laborales para los jóvenes hace que muchos aguanten más tiempo en casa de sus padres y que la edad a la que independizarse haya subido. 

Pero no queremos hablarte de cosas negativas, sino más bien de todo lo bueno que tiene el seguir viviendo en casa con tus padres. Y es que no solo te ahorra muchos golpes a final de mes, sino que también te brinda momentos increíbles como cuando tu madre prepara tu plato favorito o el olor de tu ropa a primavera. Si te ha tocado vivir esta situación, te traemos algunas ventajas para que saques el lado más positivo de tu estancia en casa de padre y madre. 

1. Ya no tendrás que ir a comer con ellos los domingos.
No será necesario que el sábado te portes bien para poder estar decente y comer con tus padres el domingo. Ya los ves todos los días.

2. Siempre hay comida en casa.
Afortunadamente, si un día llueve no tendrás que preocuparte de salir a comprar nada para cenar, gracias a tus padres tu despensa estará siempre bien abastecida.

3. No tienes que limpiar la casa todas las semanas.
Por supuesto que ayudas a tu madre a cocinar de vez en cuando ;-).

4. Casi siempre hay alguien en casa cuando llegas de algún sitio.
Siempre puedes hablar con ellos de cómo estuvo tu día o lo desagradable que fue un empleado en la última tienda en la que estuviste.

5. Por la noche, la cena estará lista para ti.
Sin problemas con recetas difíciles e innumerables ingredientes, solo has de llegar a las 21:00 PM.

6. Tus padres, hermano / hermana, siempre están ahí para ti.
Puedes contactarlos las 24 horas del día, los 7 días de la semana para obtener ayuda y asesoramiento sin tener que salir de casa.

7. Debido a que todavía vives en casa, también puedes ir de vacaciones con ellos.
Dos semanas de sol, playa y completamente gratis … ¡Disfruta!

8. Tiene menos costes fijos.
Al reducir los gastos de manutención tendrás menos costes fijos de los que preocuparte y podrás darte mas caprichillos.

9. Nunca estarás sola por la noche.
Afortunadamente siempre tendrás a alguien con quien compartir una película o una taza de té por la noche.

10. Tu cuenta de ahorros crecerá y crecerá.
Cómo decíamos antes, al tener menos costes fijos podrás ahorrar para hacerte algún viaje o para futuros proyectos que tengas en tu vida.

11. Pones la ropa en el cesto de la ropa sucia y al día siguiente…¡Está limpia y doblada en tu cama!
En realidad no tienes ni idea de cómo funciona pero te encanta…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *