cura para la celulitis
BELLEZA

¿Existe una cura para la celulitis?

¿Cuáles son las causas de la celulitis?

De hecho, es un problema casi exclusivo de las mujeres. ¿La razón? El tejido conectivo femenino es inherentemente más débil que el de los hombres. Con el aumento de la edad, la elasticidad de la piel también disminuye y el tejido graso puede extenderse más fácilmente. El resultado: las hebras de tejido conectivo son visibles a través de la superficie de la piel. 

El hecho de que la celulitis se produzca con mayor frecuencia en los muslos y en las nalgas se debe a los estrógenos y al hecho de que las mujeres son generalmente más «curvas»: cuanto más grasa almacenan las células de la piel, mayor es la presión sobre el tejido circundante.

¿Qué puedo hacer con la cáscara de naranja?

Las mujeres súper delgadas también pueden verse afectadas por la celulitis dado que la cáscara de naranja no solo tiene que ver con el exceso de peso: el estrés, los alimentos ricos en grasas y el azúcar tienen un efecto tan negativo en el tejido conectivo como demasiado alcohol y muy poco sueño. Fumar en particular es malo: constriñe los vasos sanguíneos y altera el metabolismo, lo que a su vez favorece el desarrollo de la cáscara de naranja. 

La nicotina también daña la estructura de colágeno del tejido conectivo. De hecho, no es posible deshacerse de la celulitis por completo, solo se puede reducir. Puedes comprar en farmacias y supermercados cremas y lociones anticelulíticas, aunque desafortunadamente tienen poco efecto.

¿Y qué hay del movimiento? El deporte es saludable para los ligamentos, huesos y vasos sanguíneos, pero la celulitis no desaparece, aunque si que existen algunos trucos para luchas contra la cáscara de naranja en la piel.

8 consejos para mejorar la apariencia.

1. Practica deportes constantemente.

Cuando haces deporte, el tejido se abastece mejor de sangre y, por lo tanto, se hincha ligeramente. Este efecto de amortiguación hace que los salientes desaparezcan temporalmente.

2. Baja las piernas.

En lugar de cruzar las piernas, colóquelas paralelas en el suelo cuando estés sentada. La presión sobre los vasos también puede favorecer la aparición de celulitis.

4. Aplicar autobronceador.

Cuán pronunciada se aprecia la cáscara de naranja en nuestra piel es, a menudo, una cuestión de luz. Con la piel ligeramente bronceada, los bultos son mucho menos notables, incluso las lociones corporales pueden ayudarte a esconderla. Aunque solo esconderla.

5. Lipomasaje.

Durante este masaje mecánico del tejido conectivo, los rodillos motorizados se mueven de un lado a otro de las nalgas y los muslos durante aproximadamente 45 minutos. Esto está destinado a estimular las células del tejido adiposo para liberar grasa, que luego se excreta, lo cual unido al ejercicio y a la ingesta de agua, supone un efecto de refuerzo. Se recomiendan diez sesiones para un éxito visible. Costo por sesión: según salón y ciudad, pero entre 30 y 60 euros.

6. Enfriamiento.

Las células grasas son naturalmente muy sensibles al frío. Si las expones al enfriamiento, se cristalizan y comienzan un proceso de degradación natural. El tratamiento de criolipólisis aprovecha esta propiedad: las células grasas se destruyen literalmente por el frío, los primeros efectos deberían ser visibles en solo dos sesiones. Sin embargo, el tratamiento cuesta alrededor de 200 euros..

7. Rodar lejos.

8. El método láser

El tratamiento láser es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo hecho con anestesia local, que promete atacar la cáscara de naranja de tres formas: el exceso de grasa en el tejido adiposo subcutáneo se elimina con láser, las fibras del tejido responsables de la celulitis se cortan, haciendo que la piel se vuelva más firme y compacta.

El método lleva poco tiempo en el mercado pero promete resultados efectivos y duraderosPrecio: De 4000 a 6000 euros. Duración: De dos a cuatro horas. Si te decantas por este, asegúrate antes de consultar con un profesional. 

Si todo esto lleva demasiado tiempo o es costoso, solo queda una cosa por hacer: aprender a amar los hoyuelos y mantenerse siempre relajado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *