LIFESTYLE,  SALUD

¿Por qué los hombres pueden resistir las comidas pecaminosas mejor que las mujeres?

Los investigadores han descubierto por qué la pérdida de peso y las restricciones en la alimentación son mucho más difíciles de llevar para las mujeres que para los hombres.

¿Te ha pasado que tu marido consiguió perder 10 kilos en solo dos meses mientras tú aun ni siquiera has conseguido acostumbrarte a la dieta? Si te ha pasado te traemos la respuesta: los hombres tienen más probabilidades de resistir un plato lleno de golosinas tentadoras que las mujeres.

O al menos esa es la conclusión de un nuevo estudio, que involucró a un grupo de 23 voluntarios, según la BBC. En el experimento, los voluntarios no comieron durante un día y luego se les pidió que suprimieran todos sus pensamientos sobre la comida.

Cuando se les preguntó, los participantes masculinos manifestaron un menor sufrimiento a causa del hambre y menos antojos de comida. Posteriormente, al usar un escáner cerebral, los científicos intentaron ver si esto estaba respaldado por diferencias en los patrones de activación cerebral entre hombres y mujeres.

Después de que se les dijo a los hombres que resistieran sus antojos, hubo mucha menos actividad en regiones del cerebro llamadas amígdala, hipocampo, corteza orbitofrontal y cuerpo estriado, informa la BBC.

Los hombres parecían estar mejor y, según revelaron los escáneres cerebrales, tenían mucha menos actividad que las mujeres en una parte del cerebro vinculada al deseo de comer. Los investigadores dicen que esta capacidad de «desconectar» los pensamientos sobre la comida puede explicar tasas más bajas de obesidad en los hombres.

Los investigadores escribieron: «Un control cognitivo más bajo de las respuestas cerebrales a la estimulación alimentaria en mujeres en comparación con los hombres puede contribuir a las diferencias de género en las tasas de prevalencia de obesidad y otros trastornos alimenticios»

“Los hombres son más decididos que las mujeres y tienden a comprometerse más. Las mujeres, por otro lado, suelen estar mucho más preocupadas por las necesidades de los demás a su alrededor», afirmó El Dr. Ian Campbell, director médico de la organización benéfica Weight Concern.

La segunda razón son los estrógenos, una hormona muy presente en las mujeres y no tanto en los hombres. Los estrógenos trabajan para promover el aumento o resistir la pérdida de peso en las mujeres.

“Este estudio demuestra la necesidad de programas de control de peso para reconocer las diferentes necesidades de cada uno de los géneros, edades y antecedentes sociales y culturales.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *