Cosas que pueden molestar a tu peliquero
LIFESTYLE

9 cosas que seguramente le molesten a tu peluquero.

Siempre es preferible mantener a tu peluquer@ como amig@ que como enemigo, dado que gracias a esa persona puedes lucir esos looks tan maravillosos e ir siempre ideal de la muerte.

Y es que muchas veces tendemos a hablar demasiado cuando estamos en la peluquería, y no pensamos que puede haber algunas cosas que pueden molestar a la responsable de arreglarnos nuestra querida cabellera. Te dejamos algunas para que la próxima vez estés pendiente y evites decirlas. 

1. Los sabelotodos. Nunca le digas a tu peluquero cómo hacer su trabajo, él/ella lo sabe perfectamente. Piensa que corta el pelo a unas quince personas al día y no necesita tu consejo. A menos que ella te pida tu opinión, guárdate tus sabias lecciones para mejor ocasión.

2. Clientes que constantemente llaman. Puede ser que alguien llame en un momento dado, pero estar cortando el pelo y que un cliente este llamando todo el rato puede resultar frustrante. El peluquero no puede hacer su trabajo correctamente si le interrumpen permanentemente, así que por el bien de su propio bien, no abuses del teléfono con tu peluquero.

3. «Si solo me quiero cortar las puntas es un poco más barato, ¿no?» Ya sea que corte quince centímetros o solo dos, tu peluquero ha empleado la misma cantidad de tiempo. Debido a que cada mechón tiene que cortarse, no ahorra tiempo y, por lo tanto, no tiene sentido que sea más barato.

4. Imágenes poco realistas en redes sociales. No todo lo que ves en instagram o en el cine puede hacerse en tu pelo. Cuando llegas a tu peluquería con una imagen de Pinterest que no encaja con tu pelo en absoluto, tu peluquero puede estresarse bastante por dentro. No olvides que son peluqueros, no la virgen María.

5. Expectativas inviables. ¿Quieres cambiar tu cabello castaño claro a rubio pálido en una sesión? Pues olvídalo. Lo más probable es que necesites múltiples tratamientos para lograr el resultado deseado. Las personas que salen de la peluquería injustamente insatisfechas porque no son rubias en un solo tratamiento, pueden influir en el estado de ánimo del peluquero.

6. Clientes que preguntan qué productos baratos son los mejores. “A menudo uso un spray para el cabello de 2 €, pero mi cabello no acaba de quedar bien. El que vendes no va mal, pero creo que es demasiado caro. ¿Me puedes recomendar algún otro?»

Este comentario puede ser comprensible para ti pero no le gustará demasiado a tu peluquero. Si recomienda productos baratos, puede irles mal a tu pelo, lo cual le reportará quejas y encima ganará menos.

7. “¿Va bien el color? ¿No se me caerá el pelo? Tú peluquera realmente sabe lo que está haciendo. Ella tiñe a varias personas al día y el cabello y si lo hace así, es porque a ninguna de sus clientas se les ha caído el pelo. ¿Qué te hace pensar que a ti si te pasará? Se aprecia un poco de confianza.

8. Clientes que te miran mientras les lavas. Son principalmente los hombres los que suelen hacer esto aunque aun así como peluquero, que te miren con los ojos como platos mientras les dejas reluciente su cuero cabelludo puede ser bastante espeluznante …

9. Clientes que de repente cambian de planes . Los clientes que cierran una cita por teléfono solo para cortar y cancelan un rato antes de ir. Piensa que al no haberlo hecho con más antelación, a tu peluquera le será imposible ocupar esa hora con nadie y le habrás hecho perder tiempo y dinero. Si te comprometes a ir, salvo catástrofe mundial, ve.

Hay que decir que los casos anteriores son más una excepción a la regla. La mayoría de los clientes suelen ser muy agradables y los peluqueros hacen su trabajo encantados. Es solo que a veces aparece uno de estos casos obligando a nuestro peluquero a contar hasta diez …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *