SALUD

Aquí hay otra razón para comer almendras todos los días.

La fruta seca está llena de tantas bondades dietéticas que se cree que es el alimento ideal para sus ataques de hambre entre horas, junto con sus problemas de cabello y problemas de piel.

De hecho, un estudio reciente ha revelado que cuando nos entra hambre a media mañana o media tarde y estamos buscando algo para picar, un alimento ideal es la almendra dado que se ha demostrado que puede mejorar tu salud cardiovascular.

Este estudio contó con la participación de personas del Reino Unido, que tenían un riesgo superior al de la media de la población de sufrir una enfermedad cardiovascular. Estos individuos consumieron almendras durante el transcurso del ensayo. El estudio fue realizado por investigadores del Kings College de Londres y dirigido por un Wendy Hall.

En el mismo compararon la salud cardiometabólica entre dos grupos, y se descubrió que había habido una mejora en los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad en los sujetos de prueba. Esto sugirió que cuando sustituyes tus refrigerios regulares por almendras, estás reduciendo el riesgo relativo de enfermedad cardiovascular en un 32 por ciento, según los investigadores.

El estudio fue publicado en el European Journal of Nutrition, y también sugirió que aquellos que comen almendras regularmente también tienen una circunferencia de cintura más baja y un índice de masa corporal (IMC) más bajo. «Este estudio indica que comer almendras en lugar de los típicos sandwiches o  bocadillos ayuda a la salud de nuestro corazón, al reducir los niveles de colesterol LDL malo y mejorar la salud de nuestras arterias», dijo Hall.

Para la investigación, los expertos tomaron nota de un diario de alimentos de cuatro días de unos 6.802 adultos, y encontraron que aquellos que tienen dietas más saludables y comen almendras, también consumen más proteínas, grasas, vitamina C, fibra, potasio y otros elementos saludables. También se observó que estas personas tienen una menor ingesta de carbohidratos, azúcar y sodio, y también ácidos grasos trans.

También se estableció en un estudio anterior que comer refrigerios con almendras puede reducir el hambre entre las comidas, en comparación con el consumo de galletas saladas con energía equivalente. Los investigadores descubrieron que este refrigerio saludable también condujo a una reducción del deseo de consumir otros alimentos ricos en grasas, lo que podría ser útil en una estrategia de control de peso.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.