Comidas bajas en carbohidratos
LIFESTYLE

¡Comidas bajas en carbohidratos que podrás hacerte en 1 minuto!

Una dieta baja en carbohidratos es fácil de seguir cuando estamos en casa, el problema viene tan pronto como salimos de casa. Porque, ¿Qué platos podemos prepararnos para poder llevarnos que sean sanos y que no nos quiten mucho tiempo? Te dejamos algunos platos bajos en carbohidratos y fáciles de preparar para que comas bien aunque sea fuera!

1. Cambiar el pan por hoja de repollo.

El reemplazo ideal para el sándwich: la col. Puedes utilizar una hoja grande de repollo como si fuera pan. Perfecto para comer en el tren, en el coche o en tu oficina. Por ejemplo, puedes rellenarlas con atún, manzana y zanahoria o con hummus y  tiras de verduras. Tu imaginación es el límite!

2. Toma más sopa.

¿Sabías que hay termos especiales para sopa? Al igual que el café o el té, puede llevar sopa en un termo y beberla en el tren o en el trabajo. También es una manera fácil de conseguir más verduras.

Lo bueno es que puedes preparar muchos tipos de sopa: sopa de mostaza con trocitos de tocino, una cremosa sopa de champiñones, castellana, de cebolla, de apio,… Además de aportarte nutrientes, ser baja en calorías y en carbohidratos, estarás hidratando tu cuerpo al ingerir más agua.

3. Añade las nueces a tu dieta.

Simple a la par que sabroso y saludable: un puñado de nueces al día. Las nueces también encajan en un estilo de vida bajo en carbohidratos y son ideales para llevar.

Puedes poner un puñado en un recipiente separado o en tu tupper de todos los días y combinarlas con yogur, queso fresco,….Además de super saludables te darán toda la energía que necesitas.

4. Merienda a base de rollitos de verduras.

Diviértete creando distintos tipos de rollitos mezclando verduras con diferentes tipos de proteína baja en grasa.Además puedes preparar tu propia salsa mezclando yogurt con aceite de oliva, ajo y hierbas y llevarlo contigo en un recipiente cerrado.

Puedes hacer por ejemplo rollitos de jamón york rellenos de espárragos, guacamole y zanahoria, de pepino con salmón, de jamón serrano con melón,…

5. Cubitos de queso con tomates cherry.

Delicioso como aperitivo: queso cortado en cubos o bolas de mozzarella. Puedes crear pinchos en los que combines el queso con tomates cherry, hojas de albahaca y aceitunas.

6. Batido de verduras.

Un batido de verduras es ideal para cuando tienes poco tiempo y quieres comer algo bajo en hidratos. En un buen batido bajo en carbohidratos, las verduras, las grasas y los lácteos juegan un papel fundamental.

Piensa en un licuado cremoso con espinacas y aguacate, un licuado con frambuesas, remolacha y yogurt o, por ejemplo, este sabroso licuado de col rizada con manzana y jengibre. Para un bocado extra, agregua nueces y semillas picadas.

7. Pastel bajo en hidratos.

Una rebanada de pastel no parece saludable, pero todo depende de los ingredientes que utilicemos. Por ejemplo, en lugar de harina de trigo, puedes preparar una tarta baja en carbohidratos, usando harina de almendras. Perfecto para los golosos como nosotros.

Además necesitarás huevos, mantequilla, posiblemente edulcorante, levadura, sabor a vainilla y una pizca de sal. Haz que tu pastel sea más sabroso agregando nueces y manzana, por ejemplo, o pasas y canela. No es algo para todos los días, sino cuando queramos mimarnos un poco.

8. Más huevos.

No es ningún secreto que los huevos son muy bajos en carbohidratos y te los puedes llevar a cualquier parte. Desde un simple huevo cocido para llevar hasta rollitos de tortilla con salmón y espinacas, una envoltura de huevo con requesón o un panecillo de huevo. Todas son recetas simples que puedes llevar fácilmente contigo una vez hechas y que apenas te aportarán hidratos de carbono.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.