lavar zapatillas en la lavadora
MODA

9 cosas a tener en cuenta al lavar tus zapatillas blancas en la lavadora

Las zapatillas blancas vuelven a ser una tendencia de calzado particularmente popular esta temporada. Y es que las zapatillas discretas simplemente van con todo e incluso te dejan llevarlas a la oficina. La única desventaja: los zapatos de colores claros son particularmente propensos a la suciedad.

Pero, ¿cómo hacer que brillen tus zapatillas favoritas? Lo más fácil sería, por supuesto, si pudieras ponerlos en la lavadora. ¿Pero realmente es conveniente lavar zapatillas blancas en la lavadora? ¡Si! Solo debes tener en cuenta algunos pequeños consejos. ¡Te lo explicamos todo aquí!

1. Si son de cuero, prohibido.

La realidad es que no hay peligro en poner zapatillas de lona o materiales sintéticos en tu lavadora. Las zapatillas de cuero son, sin embargo, otro cantar. El cuero es mejor limpiarlo con un cepillo de dientes viejo y agua tibia.

2. No olvides el prelavado.

Antes de meterlas en la lavadora, debes quitarle las piedras y el lodo que puedan tener incrustadas porque pueden dañar el tambor de lavado. En el caso de suciedad gruesa, lo mejor es trabajar en las zapatillas blancas de antemano con un cepillo para eliminar este exceso de suciedad.

3. Quítaselo todo.

Tampoco debes meterlas en la lavadora con cordones ni plantillas. ¿Por qué? Los cordones de las zapatillas también pueden quedar atrapados en el tambor de lavado y las plantillas pueden volverse quebradizas y deformarse. Estos componentes mejor a mano.

4. Protégelas.

Nunca metas tus zapatillas blancas solas en la lavadora. Asegúrate de combinarlas con ropa como toallas a modo de protección. Los ojales metálicos de los zapatos pueden causar daños considerables al tambor de lavado si van sin más ropa.

5. Usa un detergente suave.

Asegúrese de que tu detergente no sea demasiado agresivo. Un detergente suave es la solución para evitar que se deteriore la goma de la suela, aliminando el sudor y las bacterias que también se acumulan en las zapatillas. Por cierto, los suavizantes de telas son auténticos asesinos para tus zapatillas, evítalos.

6. Pón un ciclo suave.

Las zapatillas blancas nunca se deben poner en el lavado con agua caliente. A temperaturas superiores a 30 grados, el pegamento y las suelas de goma pueden llegar a separarse y las zapatillas volverse frágiles y quebradizas.

7. Evita el centrifugado.

Evita usar el centrifugado con tus zapatillas blancas dado que puede hacer que la tela y la suela se rompan.

8. Rellena las zapatillas para que se sequen mejor.

Para que las zapatillas se sequen al 100%, después de lavarlas rellénalas con papel de cocina o trapos viejos. No uses para esto papel de periódico, la tinta de impresión puede desprenderse.

9. No los seques sobre el calentador.

Es mejor dejar que tus zapatillas se sequen al aire. Si hace demasiado frío o llueve afuera, puedes colocar los zapatos al lado de un calentador para que se sequen más rápido. Sin embargo, nunca los coloques sobre el calentador, ya que el caucho, el pegamento y los materiales sintéticos pueden desprenderse y las zapatillas perder su forma.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.