Excusas para no perder peso
LIFESTYLE

¿Quieres perder peso? Las 3 excusas más habituales que nos hacen fracasar.

A todas nos gustaría estar delgadas y preferiblemente sin sufrir demasiado. Ojalá hubiera un interruptor en tu cabeza para poder apagar las tentaciones e incrementar tu perseverancia. 

A la hora de perder peso nos ponemos 1001 excusas para saltarnos los pasos necesarios para conseguirlo, razón por la que muchas veces no suele funcionar. Por tanto ¿Adelgazar depende de nuestra mentalidad? Es posible que un poco si. En este post abordamos las tres excusas más comunes:

Excusa 1: No puedo perder peso, porque mi marido y mis hijos no me apoyan en absoluto.

Un importante factor de éxito para perder peso es la presión de grupo. Bajo presión social, las personas hacen lo que normalmente nunca harían. Debido a la presión de grupo, las personas que hacen terapia grupal para adelgazar o se unen a un grupo de corredores pierden más peso que aquellos que lo intentan por su cuenta.

Y es que además, al compartir nuestros objetivos con los demás, nos sometemos a una presión extra que no tendríamos haciéndolo por nuestra cuenta: El no querer fallar a los demás y que piensen que soy vaga, poco comprometida, dispersa, débil…

Excusa 2: Cuando estoy triste o cansado, busco chocolate.

A la hora de perder peso las emociones pueden ser una poderosa razón que te empujen a comer más de la cuenta. Es más, si se produce con cierta frecuencia pueden comenzar a generar un hábito, de manera que a partir de ese momento, cada vez que se de cierto acontecimiento o suceso, tu cerebro generará un hambre gigantesca.

Lo primero que hay que hacer en este caso es tratar de minimizar esa conexión entre la ingesta de calorías  y ese evento. Tienes que reeducar a tu cerebro. Eso no es fácil, lleva tiempo y esfuerzo. Tienes que aguantar, seguir adelante, ser coherente y llegar a acuerdos claros sobre cómo reemplazarás ese comportamiento poco saludable por uno más saludable.

Y si realmente quieres perder peso debes atenerte a él. Si te has comprometido en no beber durante la semana, no es buena idea abrir una botella de vino el miércoles.

Excusa 3: No creo que pueda porque para ello hay que ser muy estricto contigo mismo.

Es cierto que la pérdida de peso exitosa solo es posible con mucha paciencia y perseverancia. Sin embargo, no hay que llegar a los extremos, como por ejemplo comer cien por cien sin gluten o 0% grasas.

La opción más efectiva para perder peso es no someterse a demasiado dolor de golpe e ir realizando cambios muy pequeños en tu vida. Se trata de crear un proceso lento y progresivo, o de lo contrario te rendirás mas pronto que tarde.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.