Piel de los niños
SALUD

¿En que difiere la piel de los niños de la de los adultos?

Es evidente que la piel de los niños es notablemente diferente a la de los adultos. Donde las glándulas sebáceas se han desarrollado en los adultos, las de los niños todavía son pequeñas. El resultado de esto es que la piel de los niños suele ser más seca.

El sebo o grasa asegura que la piel permanezca elástica y flexible, actuando como un «lubricante» para la misma. Es una sustancia grasa  que asegura que la piel esté bien protegida contra las influencias externas, formando una capa protectora sobre la piel.

¿Necesitan la piel de los niños otro tipo de cuidados?

Precisamente porque la piel de los niños es más seca, necesita cuidados diferentes. La piel de los niños es más vulnerable a las influencias externas dañinas dado que carece de la capa protectora que tienen los adultos. Por eso es importante que los niños usen productos que protejan su piel y que no tengan sustancias nocivas añadidas.

Fíjate siempre que los productos que uses para tu hijos no contengan las siguientes sustancias:

  • Sulfatos (SLS, SLES);
  • Filtros solares químicos;
  • Aceites minerales;
  • Conservantes agresivos;
  • Silicona;
  • Colorantes;
  • Parabenos;
  • Aceites esenciales.

¿Qué sustancias son buenas para la piel de los niños?

Los ingredientes activos naturales ayudan a mantener la piel de los niños de una forma. El aceite de aguacate, el aceite de espino cerval de mar, el aloe vera, la manteca de karité, el aceite de coco, los filtros solares minerales Ecocert, el aceite de nuez de macadamia, el aceite de girasol y la vitamina E son todos naturales y nutritivos y cuidan intensamente la piel frágil y delicada de los niños.

¿Qué problemas de la piel son más comunes en los niños?

Debido a que la función de barrera aún no se ha desarrollado por completo en los niños, pueden darse los siguiente problemas en la piel:

  • Formación de escamas amarillentas.
  • Sensación de piel muy seca.
  • Protuberancias de sebo.
  • Eczemas.

Cosméticos especialmente diseñados para niños

Hoy en día existen productos especiales que pueden proteger de manera óptima la piel seca del bebé y de los niños contra las influencias externas y nocivas. El viento, el frío y el sol tienen un impacto considerablemente menor en la piel de los niños que utilizan estos productos.

La idea es buscar aquellos que no contengan productos sintéticos agresivos, siliconas, parabenos, fenoxietanol, sulfatos (SLS / SLES), colorantes o aceites minerales sino buscar aquellos que contengan los mejores ingredientes naturales.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.