avergonzarte de tus pies
LIFESTYLE

¿Por qué nos avergonzamos de nuestros pies?

Uñas fúngicas, callos, ampollas, dedos deformados o uñas encarnadas. Y es que más de la mitad de las personas se avergüenzan de sus pies. Por este motivo mucha gente tiende a evitar las sandalias y a abrillantarse las uñas. Pero, ¿Por qué tendemos a avergonzarnos de nuestros pies y qué podemos hacer al respecto?

En los meses de primavera y verano, no hay casi nada mejor que caminar con zapatillas, sandalias o pies descalzos. Aún así, hay muchas personas que prefieren no mostrar sus pies descalzos. Te explicamos las posibles razones.

Desde hongos en las uñas hasta callos.

La vergüenza proviene de la necesidad humana de unirse a un grupo. Tendemos a avergonzarnos si hacemos o mostramos algo que se supone que no debemos hacer y que creemos pone en riesgo nuestra aceptación en el grupo.

Las uñas fúngicas, los pies feos, los hongos  o los callos pueden hacer que nos sintamos avergonzados. Todas las formas y aspectos anormales de nuestro cuerpo, por ejemplo las uñas fúngicas, nos genera rechazo debido a que podría interpretarse como una falta de cuidado o higiene por parte del grupo en el que queremos ser aceptados y quedarnos excluidos del mismo.

La vergüenza influye en la autoconfianza

La vergüenza de nuestros pies no solo nos impide usar chanclas o sandalias, sino que también afecta negativamente nuestra confianza. No a menos del 40 por ciento de la sociedad le influye de forma determinante este hecho.

Aquellos que sufren de vergüenza crónica pueden experimentar serios obstáculos en la vida diaria. Y es que tendemos a centrarnos mucho en lo que otros piensan de nosotros, lo que nos hace inseguros e inhibidos y, en casos extremos, puede conducir a la depresión y los trastornos alimentarios, por ejemplo.

La mejor forma de lidiar con la vergüenza es no avergonzarte de tu vergüenza. Es importante que aceptes la vergüenza y a ti mismo, porque siempre te sentirás más cómodo cuando sientas que puedes ser tú mismo y cuando consideras que vales la pena. El entrenamiento de la atención plena puede ayudar con esto. Es importante compartir tu vergüenza de una forma natural y no desconectarte de los demás.

¿Menos avergonzado de tus pies? Reglas para tener un pié ideal.

Al cuidar bien tus pies, lo más probable es que estos estén más sanos y te sientas menos avergonzado. Estas son las nueve reglas de pie más importantes:

  1. Lava tus pies sin jabón.
  2. Sécate bien los pies, también entre los dedos.
  3. Córtate las uñas de los pies y deja siempre un pequeño borde blanco.
  4. Pónte calcetines limpios todos los días.
  5. Usa zapatos que te queden bien.
  6. Cambia de zapatos cada dos días.
  7. Después de un día de uso, deja que los zapatos deportivos se aireen durante al menos un día.
  8. Siempre usa pantuflas en vestuarios, duchas o saunas.
  9. Nunca te pruebes zapatos con los pies descalzos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.