Desarrollar un hábito
LIFESTYLE

La mejor manera de formar un hábito

Ser capaz de aprender a formar un hábito, puede hacer que avances más rápido hacia los proyectos u objetivos que deseas lograr en tu vida. El tema es que mucha gente no sabe cómo formar un hábito.

Los hábitos son importantes para lograr todas las cosas que deseas. El problema es que a menudo creas excusas como «No tengo tiempo», «No tengo motivación» o «Todavía no me siento preparado». Pero empecemos por el principio:

¿Qué es un hábito?

Como mencionamos anteriormente, los hábitos son muy importantes porque pueden garantizar el éxito y orientarlo hacia el logro de los objetivos que desea. Según algunos estudios, podemos definir un hábito como «La capacidad de las personas para organizarse de manera diferente a la naturaleza» o «En psicología, un hábito es un acto adquirido a través de la experiencia y realizado de forma regular y automática».

Formar un hábito no siempre es fácil. Sin embargo, es fundamental hacer esto para lograr lo que quieres lograr y conseguir superar las excusas. Es necesario distinguir entre hábitos y costumbres, ya que estos términos no se refieren a lo mismo.

En este sentido, si bien una costumbre es la repetición de acciones que no necesariamente tienen que ser voluntarias o conscientes, los hábitos sí involucran la toma de decisiones de la persona que decide aprenderlos.

En otras palabras, los hábitos se adquieren a voluntad y, por lo tanto, se realizan conscientemente. Son básicamente respuestas automáticas basadas en el contexto. Esta última definición implica que las personas aprenden hábitos a través de un proceso en el que la memoria juega un papel crucial, a través del aprendizaje asociativo.

Cómo formar un hábito.

Es de destacar que, según algunos expertos, cuando las personas adquieren hábitos dentro de su unidad familiar, es más probable que los sigan haciéndolo durante el resto de su vida. En algunos casos, los niños comienzan con hábitos saludables imitando el comportamiento de la gente mayor que los rodea.

Dado que las personas aprenden hábitos, es posible aprender uno en cualquier momento. A continuación, ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte a formar un hábito.

1. Piensa en algo que quieras lograr.

En más de una ocasión, es posible que hayas querido mejorar algún aspecto de su vida, como comer sano, dejar adicciones o comenzar antes tu rutina.

Para formar un hábito, es útil tener claro que es lo que deseas mejorar. A partir de ahí, puedes comenzar a hacer cambios gradualmente hasta que se conviertan en hábitos.

2. Planifica bien tus hábitos

No lo hagas de forma vaga. Por ejemplo, en lugar de decir «Mañana saldré a correr», di «Me despertaré a las 6 de la mañana e iré a correr durante cinco minutos». Se específica en lo que respecta a los hábitos de planificación.

3. Empieza por dar el primer paso.

No tienes que hacer grandes cambios en un día. Por ejemplo, si tu objetivo es salir a correr todas las mañanas , corre durante cinco o diez minutos el primer día. No te sobrecargues. Poco a poco lograrás tu objetivo.

4. Diseña un plan.

Recuerda que cuando quieres formar un hábito te vienen a la mente una serie de excusas que harán que quieras volver a tu comportamiento anterior, como por ejemplo:

  • «No importa si lo hago hoy o no».
  • «Lo haré después.»
  • «Me siento demasiado vago hoy».

Para evitar esto, debe diseñar un plan y tener todo listo cuando se le ocurran excusas. Por ejemplo, si quieres disfrutar de los beneficios de la meditación , puedes preparar la esterilla el día anterior y dejar la habitación lista.

Si quieres salir a correr, asegúrate de tener lista tu ropa deportiva la noche anterior. Si es necesario, apague su teléfono y evite distracciones para que pueda concentrarse más.

5. Configura alarmas en tu teléfono.

Configurar alarmas en tu teléfono puede ser un recordatorio útil de los hábitos que deseas formar. Estas alarmas deben contener una tarea específica. Si la alarma suena a las 7 a. M., asegúrate de que te avise de que es la hora de correr.

Puedes dejar notas en puntos estratégicos de tu casa, como en los espejos o en el comedor, para recordarte las tareas.

6. Toma notas y observa.

Cuando hayas establecido tu plan y aprendido un nuevo hábito, verás lo bien que te sientes y también lo que has logrado. Esto mantiene alta tu motivación .

Conclusión

Recuerde, reemplazar viejos hábitos o simplemente adquirir nuevos comienza con cambiar algunas creencias limitantes . Algunas personas se ponen obstáculos con pensamientos como «es que yo soy así» o «es imposible cambiar».

Estas creencias son muy limitantes y puede impedirte alcanzar grandes metas. Quizás deberías comprobar tu sistema de creencias.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.