Acabar con las avispas
LIFESTYLE

Echa a las avispas de tu casa fácilmente con remedios caseros

Un trozo de tarta de frutas o un helado sin tener alguna avispa sobrevolando el mismo es algo casi imposible en los meses de agosto y septiembre. Esto no solo es molesto sino que también puede ser peligroso. Por tanto lo mejor en estos casos es tratar de ahuyentarlas. Para ello te traemos remedios caseros realmente funcionan contra las avispas y que cualquiera podría usar.

Repele las avispas con spray.

Un método simple, suave y económico es usar un aerosol con agua. Para hacer esto, debes verter agua en una botella de spray limpia y rociarla hacia las avispas, pero no directamente sobre ellas. La avispa pensará que el agua que car del aerosol es lluvia y se retirará a su madriguera.

Limones, naranjas, café, ajo y aceite de árbol de té.

Estos remedios caseros son un gran aliado para muchas cosas y también para ahuyentar avispas. Simplemente corta los cítricos o el ajo en rodajas o cuartos y colócalos en el lugar del que quieras ahuyentarlas. Mano de santo.

A los pequeños animales tampoco les gusta nada el aroma del aceite de árbol de té. Para poner en práctica este remedio, coloca un tazón con un poco de agua y agrega unas gotas de aceite de este árbol. Lo mismo las pasa con el olor a café. La forma más efectiva de ahuyentar a las avispas es encender café en un recipiente a prueba de fuego; el humo que emite las ahuyentará.

Prevén su aparición.

  • Las avispas adoran los colores brillantes , así que no uses manteles muy coloridos al aire libre.
  • Coloca la comida sobre la mesa justo antes de comerla y recoge todo en cuanto termines de comer .
  • Cubre las bebidas para evitar que te se te meta accidentalmente un insecto.
  • Las fragancias en perfumes o cremas pueden atraer avispas, así que procura no usarlas.
  • Presta atención a las cavidades y bloquea los posibles sitios de anidación con antelación.
  • Coloca mosquiteras frente a las ventanas para que las avispas no puedan entrar en la casa.

Evita que las avispas se pongan agresivas.

El dióxido de carbono contenido en el aire que respiramos hace que los insectos se vuelvan particularmente agresivos, por lo que en ningún caso soples a las avispas. Agitar los brazos con fuerza o caminar con énfasis también hace que los animales se vuelvan agresivos. Así que trata de hacer movimientos suaves y acepta que los animales van a estar por allí durante esta época del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *