horas de sueño por edades
LIFESTYLE

Las horas de sueño por edades ¿Cuánto debería dormir?

Los patrones de sueño cambian a medida que vamos avanzando en la vida. Es por eso que se ha creado una guía científica que nos indica las horas correctas de sueño en función de tu edad. Es un parámetro bastante seguro para garantizar que descanses lo suficiente.

Los expertos ahora saben que los patrones de sueño cambian según la etapa de la vida. Existen diferencias en las horas de sueño necesarias para cada edad, ya que las necesidades de tu cuerpo y de tu estilo de vida cambian con el tiempo.

Por lo tanto, es muy importante dormir lo suficiente en función de tu edad. No dormir lo suficiente puede tener consecuencias muy perjudiciales. Sin embargo, tampoco se recomienda dormir demasiado. El sueño es un proceso fundamental para el funcionamiento adecuado, especialmente para el cerebro.

La cantidad de tiempo que cada individuo necesita para dormir depende de muchos factores. En ciertos casos puede haber variaciones dependiendo de las circunstancias y la condición del individuo.

La importancia de dormir lo suficiente

Determinar con exactitud las horas de sueño en función de la edad no es del todo posible. Algunos adultos jóvenes pueden funcionar bien con seis horas de sueño, mientras que otros necesitan dormir nueve horas.

Saber si estás durmiendo lo suficiente depende más de los signos que te da tu cuerpo cuando no llegas a las horas. En general, es poco probable que las personas que están somnolientas e irritables durante el día descansen lo suficiente.

Del mismo modo, si alguien se despierta por la mañana y se vuelve a dormir en minutos, probablemente es porque no haya dormido bien.

Una prueba muy fiable para determinar la cantidad de sueño que necesitas es dormir durante 15 días seguidos sin restricciones ni distracciones, por ejemplo, cuando estás de vacaciones. Si no sufres de un trastorno del sueño y tus tiempos de sueño son regulares al final de este período, es de suponer que estás durmiendo lo suficiente.

Las horas de sueño requeridas por edad.

Sin embargo, como señalamos anteriormente, las horas correctas de sueño dependen de nuestra edad. La National Sleep Foundation ha presentado una lista de las horas mínimas y máximas de sueño para cada grupo de edad.

Se basa en las últimas investigaciones científicas sobre este tema. Según ese informe, las horas de sueño requeridas por edad son las siguientes:

  • Recién nacidos (0-3 meses): entre las 14 y las 17 h.
  • Bebés (4-11 meses): entre las 12 y las 3 de la tarde.
  • Niños pequeños (de 1 a 2 años): de 11 a 14 h.
  • Niños en edad preescolar (3-5 años): entre las 10 a.m. y la 1 p.m.
  • Niños en edad escolar (de 6 a 13 años): entre las 9 y las 11 de la mañana.
  • Jóvenes (de 14 a 17 años): entre las 8 a.m. y las 11 a.m.
  • Adultos jóvenes (de 18 a 25 años): entre las 7 a.m. y las 9 a.m.
  • Adultos (de 26 a 64 años): entre las 7 y las 9 de la mañana.
  • Adultos mayores o mayores (65 años y mayores): entre 7 y 8 horas.

¿Por qué la edad afecta las horas de sueño necesarias?

Los bebés necesitan dormir más que los adultos, ya que esto es esencial para su correcto desarrollo físico y psicológico. Los cuerpos de los niños producen más hormonas de crecimiento durante el sueño. Esto es esencial para modular el crecimiento de los órganos y la maduración del sistema nervioso .

Los bebés y los niños también aprenden constantemente. El sueño es necesario para organizar y consolidar la información que reciben durante el día. A medida que envejecen, necesitan menos horas de sueño.

Además , durante la adolescencia, hay un desequilibrio temporal del ritmo circadiano , que es una especie de reloj biológico interno. Esto hace que se duerman más tarde en la noche y, por lo tanto, es más difícil despertarse temprano. A medida que envejecemos, necesitamos menos horas de sueño.

La hipótesis del abuelo que no duerme bien

Un estudio publicado en una importante revista académica afirma que una de las razones por las cuales los patrones de sueño cambian con la edad podría ser un ajuste evolutivo. Esa posibilidad se conoce con el nombre de «hipótesis del abuelo que no duerme bien.»

Según él, uno de los factores que ayudó a nuestros antepasados ​​a sobrevivir fue el hecho de que una persona permanecía despierta por la noche. Como los adultos mayores realizaban menos actividades durante el día y la vigilancia no planteaba demandas extraordinarias, eran responsables de realizar esa función.

Las comunidades primitivas han demostrado que las personas mayores se acuestan mucho antes y se despiertan al amanecer. Este puede ser un comportamiento heredado de nuestros antepasados ​​humanos, lo que respalda la explicación de por qué las horas de sueño cambian con la edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *