sujetador deportivo
LIFESTYLE

Por qué deberías usar un sujetador deportivo cuando haces ejercicio.

Ya sea que tenga senos pequeños o grandes, que practiques deportes intensivos o que te lo tomes con calma, un sujetador deportivo es imprescindible para todas las que practican deporte. Al igual que las zapatillas, un sostén deportivo es una muy buena inversión. Tu espalda te lo agradecerá y tus senos estarán más sujetos. No obstante te dejamos algunos beneficios más por si aún te quedasen dudas. 

1. Proporcionan más sujeción.

Un sostén deportivo evita que tus senos se muevan hacia adelante y hacia atrás durante el ejercicio. El tejido del músculo pectoral o la piel del seno puede dañarse durante el ejercicio. Esto puede hacer que tus senos queden más colgantes. El tambaleo de los senos también puede ser doloroso. El sujetador deportivo les permite moverse de manera controlada con los movimientos de la parte superior del cuerpo.

2. No pierde su forma.

El material consiste en fibras delgadas que son fuertes y duraderas. Incluso si a menudo te has divertido con él, el sujetador proporciona suficiente soporte.

3. Son transpirables.

El material de un buen sujetador deportivo transporta rápidamente la transpiración al exterior donde se evapora. Esto mantiene tu cuerpo seco y tu temperatura corporal constante.

4. Dan más libertad de movimiento.

Un sostén deportivo te permite respirar, se mueve naturalmente con los músculos y le da a tu espalda y músculos suficiente libertad de movimiento. Los ganchos y cierres de un sujetador deportivo están hechos de un material especial para evitar irritaciones, sin partes metálicas.

5. Tienen una banda inferior más ancha.

La banda inferior elástica se adapta bien alrededor de la parte superior del cuerpo. Esto proporciona fuerza adicional, sus senos permanecen en su lugar y evita que el sujetador se arrastre o roce contra la piel.

6. Los sujetadores deportivos son elásticos.

La costura especial en el sujetador deportivo asegura que la tela se pueda estirar y no se suelte ni se rompa.

7. Tienes tirantes más anchos.

Los tirantes más anchos del sujetador proporcionan una distribución mejor y más uniforme del peso de los senos. Por ejemplo, el sujetador brinda más soporte, no corta la piel y no se hunde durante el ejercicio.

Por lo tanto, está claro que un sostén deportivo es imprescindible durante el deportes. ¿Pero cómo eliges un sostén deportivo que te quede bien?

En general, a la hora de elegir un sostén deportivo, lo ideal es elegir un tamaño más pequeño del que estás acostumbrada en tus sujetadores de lencería. Esto se debe a que su banda inferior es mucho más elástica. Cuanto mejor se ajusta el sujetador deportivo, más soporte ofrecerá. Ten en cuenta que con una talla más pequeña, el tamaño de la copa también cambia.

Un ejemplo: si normalmente usa 80B, puede elegir un sujetador deportivo de 75C porque la copa de 80B es del mismo tamaño que la copa de 75C (y la copa 80C es del mismo tamaño que 75D, etc.).

Además, la tela del sujetador debe asentarse suavemente sobre la piel del seno. Las arrugas o bollos nos indican que hemos elegido un tamaño de copa demasiado grande.

¿Tienes los senos grandes? Entonces, un sujetador encapsulado, que consta de dos copas separadas de material no elástico con una banda inferior elástica, es adecuado para ti.

¿Tiene senos pequeños-medianos? El sujetador de compresión que consta de una parte elástica, a menudo con tirantes cruzados, es el mejor para ti.

La correa en la parte posterior también ayudan mucho a la sujeción. Cuanto más ancha sea, más firme. Además las correas de los hombros también deben ser resistentes y no deben resbalarse de los hombros.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.