insomnio
SALUD

12 maneras efectivas de lidiar con el insomnio.

Cada vez mas gente está reconoce tener problemas de sueño. El estrés, la ansiedad, los estimulantes, los malos hábitos,… Todo puede influir en nuestro descanso y en la forma y calidad de las horas que dormimos.

Hay que decir que cada vez existe un mayor número de estudios científicos al respecto que revelan la importancia de un sueño saludable en el fortalecimiento del sistema inmune. ¿Y qué podemos hacer para mejorar nuestro sueño?

Una de las reglas más importantes para disfrutar de un sueño de calidad es mantener la hora de acostarse y de levantarse lo más estable posible. Este hábito facilitará que duermas siempre las mismas horas y que tu cuerpo este descansado todos los días.

Aunque el tiempo de sueño ideal varía de persona a persona, dormir por al menos 6 horas cada día es muy importante para fortalecer tu sistema inmunológico.

Es fundamental irse a la cama especialmente entre las 23.00 y las 02.00 de la noche dado que la melatonina, que desempeña un papel en el fortalecimiento del sistema inmunitario y nos ayuda a dormir, es segregada por nuestro organismo especialmente durante estas horas y en la oscuridad.

No duermas frente al televisor, en el sofá, en la sala de estar; mantente despierto hasta que llegue tu hora de dormir. Cuando llegue tu hora de dormir, simplemente vete a la cama.

Para un sueño saludable, tu mente debe alejarse de todas las preocupaciones del día. Por lo tanto, no te pongas a mirar noticias antes de irte a dormir porque pueden generar pensamientos que nos dificulten el sueño. Trata de ver cosas que te relajen y no te hagan pensar demasiado.

Para que la melatonina sea secretada por nuestro cuerpo, el dormitorio debe estar lo más oscuro posible. Una mínima luz puede alterar nuestro sueño por lo que los especialistas recomiendan oscurecerla por completo.

No te pongas a leer ni libros ni periódicos en el dormitorio y menos en dispositivos electrónicos, ya que la luz azul reflejada por el televisor, la tablet, el ordenador o el  móvil también dificultará conciliar el sueño.

Además, debido a que el cerebro percibe la luz azul como la luz del día, no liberará melatonina, fundamental para dormir y para fortalecer nuestro sistema inmunológico. Realiza tales actividades en otra habitación y usa la cama solo para dormir.

Aunque algunos medicamentos utilizados para dormir parecen facilitar el sueño, este puede no ser muy beneficioso para la persona, el sistema inmunológico y otros sistemas dado que pueden cambiar la dinámica natural del sueño.

En estos casos es muy importante utilizar el medicamento administrado por su médico en la dosis y el tiempo recomendados. Porque no todos los trastornos del sueño son iguales y, a veces, un medicamento usado al azar o por la recomendación de alguien que no sea médico puede generarnos el efecto contrario al deseado.

La cafeína tiene un efecto negativo en las células cerebrales que inician el sueño, lo que dificulta el transito.  Aunque varía de persona a persona, su efecto a la hora de interrumpir el sueño puede durar hasta 6 horas.

Deja de consumir té negro, café y otras bebidas con cafeína por la tarde y por supuesto nada de alcohol. El alcohol no solo no facilita el sueño, sino que también perjudica la calidad del mismo.

El dormitorio no debe estar demasiado caliente, porque el sueño más natural y constante para el hombre ocurre cuando la temperatura ambiente es de 18-22 grados.

Contrariamente a la creencia popular en la sociedad, cuanto más cansado te vayas a la cama, más vas a tardar en dormirte. Deja de trabajar y realizar deportes que requieran actividad física intensa 4-5 horas antes de acostarse, dado que pueden activar tu mente y dificultar el sueño. Entrar en la cama descansada hará que sea más fácil conciliar el sueño.

Otro punto importante al que debe prestar atención es si tu cama y tu almohada son cómodas. Tu cama debe ser adecuada para tu peso y problemas ortopédicos, si los hubiere. Asegúrate de que tu almohada tampoco te moleste en el cuello.

Sigue estos sencillos pasos y dormirás como un lirón!

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.