glúteos firmes
BELLEZA

7 consejos para tener unos glúteos firmes sin apenas esfuerzo

No importa el tamaño ni la firmeza de las mismas, todas las nalgas son hermosas. Para que nuestros glúteos se vuelvan aún más firmes, existen algunos ejercicios sencillos que hacen que los músculos de los glúteos se fortalezcan.

Si tienes que pasar mucho tiempo sentada debido a tu trabajo y tienes la sensación de que cada vez te cuesta más moverte, ha llegado el momento de revitalizar tus glúteos con unos simples pero efectivos ejercicios cotidianos. Y tranquila, no son ejercicios muy duros: se trata más bien de cosas pequeñas capaces de marcar una gran diferencia.

Sin más dilación ve calentando que vamos con 7 cosas que te ayudarán a levantar y endurecer esa maravillosa parte de tu cuerpo:

1. Haz cuatro sentadillas cada vez que vayas al baño. Eso puede sonar extraño y probablemente te sientas extraña cuando empieces a hacerlo, pero te aseguramos que si lo haces de manera constante notarás una gran diferencia. Piénsalo. Vamos al baño varias veces a lo largo del día y 4 sentadillas las haces en 15 segundos y sin mucho esfuerzo. Al final puedes estar haciendo unas 25-30 sentadillas al día en esos pequeños ratos en el baño. Se nota.

2. Evita las escaleras mecánicas y ascensores. Quien sube escaleras en lugar de utilizar el ascensor le está haciendo un gran favor a su trasero y a su condición física. Este ejercicio puede parecer poco, pero si lo haces usando bien los músculos de los glúteos de forma consciente, notarás músculos que ni siquiera sabías que existían.

3. Cuando estés haciendo cosas rutinarias como cepillarte los dientes, estudiar, secarse el cabello, colgar la ropa, esperar frente a la impresora o cocinar, aprieta las nalgas. Si repites cada vez que tengas que realizar estás tareas tendrás tu pequeño programa diario de entrenamiento de glúteos sin que te robe tiempo.

4. Desecha de tu dieta el azúcar y los fritos. Todos los dulces y rebozados van directamente a la zona de tus glúteos en forma de flacidez y celulitis. Elimínalos de tu dieta, o al menos, consúmelos de forma esporádica.

5. Apretar, soltar, apretar, soltar mientras estás sentada, y repite el ejercicio cada vez que seas consciente.

6. Bebe mucha agua. Ayudará a mejorar tu circulación sanguínea y a luchar contra la celulitis.

7. Pasea: Un simple paseo de 15-20 minutos ayudará a tus glúteos a estar más firmes y mejorarás la circulación sanguínea.

8. Un ritual vespertino: siempre trata de hacer una treintena de sentadillas u otros ejercicios que hagan trabajar al músculo inferior antes de acostarte. Si bien eso puede no ser suficiente para obtener unas nalgas perfectas , la mayoría de las personas con ejercicios de rutina tan pequeños automáticamente comienzan a entrenar un poco más y más cada vez, hasta que se vuelve completamente normal en algún momento.

Además dormirás mucho mejor y, combinado con las rutinas comentadas en los puntos anteriores, puedes conseguir unos gluteos de diez sin tener que reservar tiempo de tu día para ello. Es la gran ventaja de aprovechar otras tareas para hacerlo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *