Celos o envidia
SALUD

 ¿Cuál es la diferencia entre sentir celos o tener envidia de alguién?

Hoy te quiero hablar sobre un tema importante: los celos. Pero en este caso no el tipo de celos que se forman en la pareja, sino el que se da en cualquier tipo de relación personal.

Hay que decir que existen personas que nunca se ponen celosas de nadie. Parecen vivir en un océano de paz. Esto suele ser debido a que son personas que tienen mucha confianza en sí mismos y a los que les va bien en todas las áreas de su vida que consideran importantes. Por ello es difícil que suelan experimentar ese sentimiento hacia alguien.

¿Cuál es la diferencia entre envidia y celos? 

Un hombre celoso está celoso de lo que ya tiene, y la persona envidiosa envidia lo que no tiene, y que otros sí. 

Normalmente a la gente le suele costar más reconocer los celos que la envidia (más desde que se acuñó el término «envidia sana»), porque de lo contrario tendrían que aceptar que, con toda probabilidad, son hostiles, malvados e ignorantes.

  • Todas las personas celosas tienen las mismas características: baja autoestima y dudas.
    Los celos son una cualidad que surge como reacción a la propia imperfección.

En sí mismo, el sentimiento de celos está en la naturaleza de la posesión, y puede acarrear que veamos a las personas como propiedades que tienen que hacer lo que nosotros queramos. Aunque esto no solo se aplica a las relaciones personales entre un hombre y una mujer.

El hombre celoso no solo lo está de su esposa por flirtear con otros hombres, lo está por todo el tiempo que no le dedica a él y si al resto del mundo. O, por ejemplo, un niño que está celoso de otro porque juega con los demás más que con él… La realidad es que hay muchos ejemplos de este tipo.

La envidia se produce cuando deseamos algo que tiene otra persona, es decir, es un sentimiento sobre alguien por algo que nosotros no tenemos y que deseamos. Ahí radica la diferencia fundamental, que el envidioso lo es de alguien por algo que desea de esa persona y no tiene, mientras que el celoso ya posee lo que desea pero siente que no recibe de esa persona/posesión lo que debería. 

Ahora piensa un poco ¿Sientes celos de alguien? Un buen ejercicio es escribir los nombres de todas las personas con las que has sentido celos. Cuando escribimos, liberamos nuestro cerebro de basura innecesaria, porque de esta manera exponemos uno u otro hecho.

Así es como podemos mirar al miedo a los ojos y hacer que retroceda. Estoy 100% seguro de que cada persona, en un grado u otro, experimenta o ha experimentado esa sensación de celos en algún momento.

Si a los celos les unimos la envidia, obtendremos sin duda una mezcla explosiva con capacidad de generar un veneno capaz de corroer a una persona por dentro y generar en ella un deseo creciente de hacer daño. 

¿Cómo lidiar con los celos?

  1. Escribe en una hoja los nombres de todas aquellas personas hacia las que sientes celos.
  2. Respóndete a ti mismo: ¿Por qué estoy celoso? ¿Cuál es el peligro que representa para mí? ¿Porque me siento amenazado por su persona? «Debes ser honesto contigo mismo».
  3. Después de descubrir la verdadera causa de los celos, puedes comenzar a trabajar en ti mismo y desarrollar la confianza que te falta, bien por tu cuenta, bien acudiendo a un profesional. Lo importante en este punto es sobre todo ser capaz de darte cuenta de lo que estás experimentando y poder empezar a trabajar en ponerle solución.

Con esto, mi nota llega a su fin y deseo que todos podáis deshaceros de este sentimiento tan oscuro y que tanto daño provoca en muchas personas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.