Cansancio en invierno
LIFESTYLE

¿Por qué estamos mas cansados en invierno?

Tus ojos están llenos de receptores de luz. En verano, con un brillo exterior de hasta 100,000 lux, tu cuerpo absorbe suficiente luz solar para estar activos muchas horas.

Nuestros receptores de luz envían una señal al cuerpo con el primer contacto con la luz por la mañana, lo que detiene la producción de la hormona del sueño (melatonina) y comienza la producción de la hormona del despertar (cortisol). Ésta nos hace despertar, estar alertas y activos.

Pero en invierno, el brillo exterior, dependiendo de la hora y el clima, oscila entre 2,000 y 10,000 lux. Si no sales mucho en invierno por el frio, la cantidad de luz que llega a tus ojos a menudo no superará los 500 lux.En invierno, nuestro cuerpo se queda demasiado adormecido durante el día. Debido a la falta de luz en nuestro entorno, la melatonina u  hormona que regula nuestro ritmo de sueño y vigilia, permanece activa en nuestro cuerpo durante más tiempo generándonos más sueño.

Atrapa la mayor cantidad de luz posible

Por tanto en invierno necesitamos recibir más luz del día si queremos mantenernos activos durante el día. Por tanto es importante asegurarnos una adecuada exposición a la luz del día por la mañana al poco de despertarnos.

Si a esas horas aún está todo muy oscuro, puedes usar lámparas especiales para obtener un extra de luz que te ayude a obtener ese extra de energía. Sal a la calle tanto como sea posible. Date un respiro de aire fresco durante tu descanso y aprovecha para dar un paseo.

De esta forma, cuando estableces diferencias claras de luz en tu día, y por supuesto mantienes un horario fijo para dormir, tu cuerpo recibirá una señal clara por la noche de que ha llegado el momento de irse a la cama, y quedarse dormido será mucho más fácil.

Mantente activo al aire libre

Hay otra razón por la que recomiendo salir en invierno. De acuerdo, tal vez no eres una persona de invierno como yo y el frío no siempre hace que sea tentador cubrirnos como cebollas y salir fuera, pero aún así, hay que hacerlo con más frecuencia, porque el movimiento también puede ayudarte a descansar por la noche.

Por este motivo es conveniente intentar practicar más actividades al aire libre todos los días. Haz ejercicio, date un paseo (aunque sea con el perro) o date un corto paseo en bicicleta. ¡También puede ser maravilloso aunque sea invierno.

Además, es una buena opción si deseas dormir de un tirón por las noches y comenzar un nuevo día aún más descansada. Y es que cuanta más luz diurna recibamos durante el día, más profundo será su sueño por la noche.

Además, ¡qué podría ser mejor después de una actividad de invierno que una taza caliente con chocolate al llegar a casa!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *