Alimentos contra la gripe
SALUD

Alimentos que protegen contra la gripe.

El sistema inmune tiene una estructura compleja. No es posible aumentar la resistencia corporal y fortalecer el sistema inmunitario con un solo nutriente. Una nutrición adecuada y equilibrada es una de las formas más básicas para apoyar el sistema inmunitario y obtener todos los nutrientes que el cuerpo necesita.

Además de eso, algunos alimentos pueden aportar más beneficios que otros gracias a las vitaminas y minerales que contienen a la hora de fortalecer el sistema inmunológico.

Alimentos que contienen proteínas.

Necesitas proteínas para mantener tu cuerpo fuerte, incluso cuando no estás enfermo. Tu cuerpo utiliza las proteínas para ganar fuerza y ​​también para mantener nuestros músculos. En este sentido, las carnes rojas magras, aves, productos lácteos, verduras, pescados, huevos, nueces y semillas son buenas fuentes de proteínas.

El requerimiento diario de proteína difiere de una persona a otra, pero se acepta como promedio de 1 g de proteina por cada kg corporal. La cantidad requerida en mujeres embarazadas, lactantes y aquellas que practican deportes es mayor. Los alimentos que lo proporcionan también contienen vitaminas importantes, como las vitaminas B6 y B12, que juegan un papel importante en el sistema inmunológico del cuerpo.

La vitamina B6 se consigue a partir de patatas, espinacas y granos enriquecidos, así como de pavo y frijoles, que son ricos en proteínas.

La carne, la leche y el pescado también contienen vitamina B12. Los minerales como el selenio y el zinc también ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Estos minerales están presentes en frijoles, nueces, carne y aves, que son alimentos ricos en proteínas.

¿Son útiles los flavonoides?

Los flavonoides dan color a las frutas y verduras gracias a los 4 mil compuestos que contienen. Investigaciones revelan que los flavonoides están presentes en la piel de los cítricos como la toronja, la naranja, el limón o la lima y realmente fortalecen el sistema inmunológico.

Mide tus niveles de vitamina D.

La vitamina D juega un papel muy importante en el apoyo al sistema inmunológico. Podemos obtener todas las vitaminas y minerales que necesitamos con una alimentación equilibrada aunque esto a veces no se aplica a la vitamina D. La mejor fuente de vitamina D es el sol. 

Aunque podemos obtener mucho sol en verano, esto no siempre es posible en invierno. También puedes ingerir vitamina D consumiendo pescado graso o alimentos como la leche y las naranjas. Si tu nivel de vitamina D sigue siendo insuficiente puedes usar suplementos vitamínicos aunque siempre bajo el control de un médico.

¿Cuáles son los otros alimentos que combaten las infecciones?

El glutatión (también conocido como glutationa) es un antioxidante endógeno que fortalece el sistema inmunológico en su lucha contra las infecciones y contra los radicales libres. Podemos encontrar este poderoso antioxidante en frutas como la sandía.

Aunque no es facil encontrar sandías en los puestos durante los meses de invierno, siempre podemos recurrir a otros alimentos como el repollo rizado, la acelga, la col rizada o el brócoli.

El efecto de los alimentos sobre la congestión.

Hay alimentos como los productos lácteos que parecen aumentar la secreción de flemas en algunas personas. Si estás en este grupo siempre puede limitar los productos lácteos durante varios días hasta superada la congestión.

Los productos lácteos también pueden causar náuseas y vómitos cuando uno está enfermo. En este sentido, lo mejor es sustituirlo por zumo de naranja, una bebida que fortalecerá tu sistema inmunológico aportando un alto contenido en vitamina C y ácido fólico, lo que ayudará a que te recuperes más rápidamente.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.