LIFESTYLE

¿Por qué muchos hombres modernos no luchan por nada?

Hace poco una lectora nos preguntaba ¿Por qué los hombres modernos no se esfuerzan prácticamente por nada? Como saben, a menudo me comunico con mis lectores en conversaciones privadas, y a veces me surgen preguntas tan interesantes como esta. Las chicas se encuentran con chicos aparentemente inteligentes, amables y hasta guapos, que viven una vida normal y corriente, y están contentos con lo que tienen, sin pensar demasiado en el futuro.

Están satisfechos con un curso de vida tan tranquilo y medido, que no sienten la necesidad de salir de su zona de confort para intentar conseguir más y obtener mejores condiciones para ellos y sus seres queridos, aunque tengan capacidad y potencial para ello. Por contra hay muchas mujeres que, al contrario, muestran mas inquietudes, quieren salir de su zona de confort, viajar, crecer…en definitiva, quieren una vida mejor. No es que este bien o mal uno u otro tipo de vida pero cabe preguntarse….

Básicamente es una cuestión de motivación. Si una persona está contenta con todo lo que hay en su vida, entonces ¿Por qué debería esforzarse, superarse, buscar nuevas conexiones, nuevas metas, conocer nuevas personas, encontrar fuentes de ingresos adicionales cuando no tiene un incentivo especial?

Después de todo, de acuerdo, es mucho más fácil decir «Estoy bien, hago el turno en la fábrica, me tomo mis cervezas, me acuesto en el sofá y me relajo. ¿Por qué esforzarme por más si con esto me va bien?

Ademas la sociedad en la que vivimos nos forma para encontrar trabajo (y si es para toda la vida mejor), para pasarnos 30 años pagando la hipoteca, criando a los hijos,…Sin demasiado margen para la improvisación o el cambio, lo cual hace que muchos hombres acaben buscando la comodidad entre tantas obligaciones.

¿Es esta conducta algo malo?

En principio no es que sea algo malo, simplemente que corres el riesgo de convertirte en una ameba sin vida que cada vez quiere menos cosas, que no se esfuerza por nada; y para salir de ahí hace falta motivación, un deseo de obtener nuevos sentimientos y emociones que puedan hacer que levantes tu culo del sofá y comiences a actuar .

Todos deberían motivarse a sí mismos solo que muchas veces las personas entramos en espirales de las cuales, salvo que algo suceda, muchas veces incluso algo ajeno a nuestra voluntad como que nos echen de un trabajo, tendemos a mantenernos en ella.

Muchas veces esa motivación puede venir en forma de un coche nuevo, un piso, un viaje a la playa, etc. aunque en estos casos suele ser necesario que otra persona te muestre otra vida mejor para demostrarte que pierdes el tiempo sentado entre las cuatro paredes de tu casa durante días.

Para ser honesto, no hace mucho tiempo yo mismo vivía una vida así de aburrida. Hasta que empece a ver cómo viven otras personas más exitosas, y lejos de los envidiarlos o enfadarme con el destino (bueno, quizás un poco si) decidí cambiar y buscar nuevas metas. Inmediatamente comencé a mejorar y a buscar fuentes adicionales de ingresos.

Por ejemplo los canales de YouTube sobre viajes que encontré por casualidad en la red me abrieron los ojos a otra realidad e influyeron definitivamente en mi visión del mundo. Cuando vi lo maravilloso que es este mundo, quise al menos tocar toda esa belleza por un momento, algo para lo cual, necesitaba tiempo y dinero, o lo que es lo mismo, un cambio de vida y de objetivos. Hay personas a las que nunca les llega este estímulo y permanecen en lo mismo años y años. Y esto no tiene nada de malo pero no olvides que la vida esta llena de experiencias maravillosas que merecen la pena y que solo se vive una vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *